Directo al Paladar
Contenidos contratados por la marca que se menciona

+info

Utilizar un recipiente de barro evoca un tiempo en el que cocinar se hacía sin prisas y con mucho cariño, empleando todo el tiempo que fuera necesario. Las cazuelas y ollas realizadas con este material simbolizan una tradición culinaria ancestral que se remonta a nuestras abuelas y más allá de ellas, pues llevan usándose desde hace miles de años.

Cierra los ojos. Imagina que dispones de todo el tiempo del mundo. Te sirves una Alhambra Reserva Roja. Cuando viertes el líquido color cobre te llega el aroma del cereal tostado. La saboreas, sin prisas. Su tono cobrizo combina con los colores rojizos del otoño y con esa cazuela de barro que te llevaste de casa de tus padres. ¿Por qué no preparar un sabroso guiso?

Alhambra Roja

Si tienes la suerte de tener una cazuela de barro no la arrincones en el fondo de un armario, retoma la tradición de cocinar en ella los ingredientes que te ofrece la estación del otoño y recuperarás antiguos sabores que te evocarán gratos recuerdos, de momentos felices, además de disfrutar de exquisitos platos preparados a fuego lento.

Esta es la misma filosofía que inspira a los maestros cerveceros de Cervezas Alhambra, retomar el gusto por disfrutar de nuestro tiempo, como antaño. Tiempo para disfrutar de los detalles, para ensamblar las piezas y  comprender lo escondido, tiempo para explorar las rutas menos  convencionales. Tiempo, en definitiva, para descubrir.

¿Por qué el barro da a los guisos un sabor diferente?

Crear una cazuela de barro es un proceso que requiere su tiempo, cada una es una pieza única elaborada de forma artesanal, desde la elección del barro hasta su horneado. Del mismo modo, en Cervezas Alhambraelaboran sin prisas productos únicos, extrayendo todo su potencial a los ingredientes para crear distintas variedades de cervezas que son fruto de una larga tradición.

Cazuela Barro Varias

El barro consigue que los ingredientes se transformen y cocinen poco a poco, conservando así su sabor propio y adquiriendo nuevos matices. La arcilla retiene muy bien el calor, por eso es ideal para mantener la comida caliente después de retirarla del fuego, eliminando la necesidad de recalentarla. Además, es también el recipiente perfecto para servir y llevar la comida directamente a la mesa. La comida burbujeará y se mantendrá caliente mientras comes.

Los cambios bruscos de temperatura pueden agrietar el barro. Por eso es mejor introducir la cazuela en el horno antes de encenderlo, o colocarla sobre un paño si la pasamos directamente del fuego a una superficie fría. Para limpiarla utiliza agua tibia con sal y sécala bien. De este modo mantendás siempre a punto tu cazuela para cocinar tu guiso preferido de una manera distinta y deliciosa.

Tres recetas con cazuela de barro que te encantarán

Alh Reserva Roja 01

Poco a poco, así debes cocinar cualquiera de estos tres guisos con carne. Deja que el tiempo pierda su premura. Disfruta. Marida la receta escogida con una Alhambra Reserva Rojauna cerveza que debes beber despacio para apreciarla en todo su esplendor, pues se necesita lentitud para captar bien todos sus matices: cereal tostado al inicio, manzana verde después y finalmente regaliz.

Receta de guiso de albóndigas

Cazuela Barro Albondigas

En cada familia hay una receta de guiso de albóndigas que se transmite de padres a hijos. Rescatarla es casi una obligación, paladearla con una  Alhambra Reserva Roja, hará que aprecies el sabor de sus ingredientes en toda su intensidad.

* Ingredientes: 600 g carne picada de ternera, 1 rebanada de pan, 4 dientes de ajo, 1 ramita de perejil, 1 huevo, un chorrito de leche, harina de trigo, aceite de oliva, un puñadito de almendras, 1 copita de vino blanco, caldo de pollo, 1 cebolla, 250 g de champiñones, sal y pimienta negra recién molida.

* Preparación: Pon a remojar la rebanada de pan en la leche. Pela y pica muy menudos los dientes de ajo y el perejil. Coloca la carne picada en un bol grande,  agrega la mitad de la picada de ajo y perejil, el pan bien escurrido y el huevo. Salpimenta y amasa para mezclarlo todo. Forma pelotas con la carne procurando que queden del mismo tamaño y, después, rebózalas en harina. Echa aceite en la cazuela de barro y fríe las albóndigas. A medida que estén hechas retíralas y  resérvalas sobre papel absorbente. En el mismo aceite rehoga la cebolla picada. Añade los champiñones, el resto de ajo y saltea aproximadamente unos 3 o 4 minutos. Transcurrido este tiempo, cúbrelo todo con la copita de vino blanco y deja que reduzca unos minutos. Incorpora el caldo y las albóndigas. Deja cocer todo a fuego lento hasta que los ingredientes estén hechos y la salsa haya reducido y espesado. Espolvorea o decora con el perejil reservado.

Receta de estofado de carne

Cazuela Barro Estofado

A fuego muy lento, sin prisas, esta es la forma de preparar el mejor estofado de carne. Dejando que los ingredientes vayan caramelizando poco a poco. Con tiempo y paciencia, así es como cocinaban nuestras abuelas y esta es la filosofía compartida con Cervezas Alhambra que no debemos dejar que se pierda.

* Ingredientes: 400 g de carne de ternera troceada, 300 g de patatas, 5 zanahorias, 1 cebolla, 1 ajo, 1 pimiento verde, 1 cucharada de pimiento choricero (su carne), 4 cucharadas de salsa de tomate, 1 hoja de laurel, romero, sal, pimienta negra recién molida y aceite de oliva.

* Preparación: Ponemos  un poco de aceite en la cazuela de barro y pochamos la cebolla y el ajo bien picados. Cuando estén transparentes, echamos el pimiento verde cortado pequeño y dejamos que se vaya haciendo. Salpimentamos la carne y la incorporamos al sofrito. Cuando esté dorada, echamos la carne de pimiento choricero y el tomate. Damos unas vueltas y agregamos las zanahorias cortadas en rodajas junto a las patatas limpias y troceadas, el romero y la hoja de laurel. Cubrimos el estofado de carne con agua, tapamos y dejamos cocer a fuego lento hasta que los ingredientes estén hechos y la carne quede tierna.

Receta de guiso de pollo con champiñones y apio a la cerveza

Cazuela Barro Pollo

Disfrutar de una cerveza Alhambra también es posible incluyéndola en nuestros platos, ya que la calidad de los ingredientes en la cocina es muy importante para que el plato triunfe. Una de las formas más tradicionales de preparar el pollo es con cerveza, y lo mejor es maridarlo con la misma cerveza que se ha usado para cocinarlo. En esta receta el contrapunto del apio ayuda deliciosamente a completar el resultado final.

* Ingredientes para cuatro personas:  1 pollo campero entero, sin piel y troceado, 1 cebolla, 300 g de champiñones, 2 tallos de apio, 33 cl de cerveza Alhambra Reserva Roja, 1 litro de caldo de pollo casero para cubrir el pollo o agua, 1 cucharada sopera de harina fina de maíz o maicena, aceite de oliva, sal y pimienta negra recién molida.

* Preparación: Salpimenta los trozos de pollo. Pon la cazuela de barro al fuego con un chorrito de aceite. Dora el pollo y resérvalo. Mientras se hace el pollo, pela la cebolla, pícala y rehógala en la misma cazuela después de sacar el pollo. Cuando esté transparente, añade los champiñones y el puerro limpios y troceados y déjalo hacer todo hasta que se evapore el agua. Vuelve a incorporar el pollo a la cazuela y echa la cerveza. Espera unos 5 minutos. Incorpora el caldo o agua en cantidad suficiente hasta casi cubrir por completo los ingredientes. Deja cocer a fuego lento hasta que los ingredientes estén hechos y el pollo tierno.

Fotos |iStock/ArcheopohotoiStock/chengyuzhengiStock/AllisoiStock/Elena_DanileikoiStock/Alleko